Desastre Migratorio detonará Plan DN-III

Miles de refugiados arribarán esta semana a Nuevo Laredo

* Hasta donde se sabe, Tijuana, Ciudad Juárez y Nuevo Laredo serán las tres ciudades fronterizas mexicanas que serán receptores de miles de refugiados, en su mayoría de países centroamericanos y del Caribe, a quienes habrán de proporcionarse hospedaje, alimentación, servicios médicos y seguridad, entre otros, mientras que los Estados Unidos determina su situación migratoria final, es decir, su calidad de asilados.

PRIMITIVO López / LA RED DE ALTAMIRA

NUEVO LAREDO, Tam.- Este fin de semana llegará Nuevo Laredo parte de los primeros 70 mil refugiados que Estados Unidos regresará a territorio mexicano en donde esperarán la aprobación o denegación de asilo.

Esto forma parte del acuerdo migratorio entre los gobiernos de Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador para evitar la imposición de aranceles del 5 por ciento a productos mexicanos.

La preocupante, desesperante e incierta situación para Nuevo Laredo la expusieron, en conferencia de prensa y entrevista, el Presidente Municipal Enrique Rivas Cuellar el secretario del Ayuntamiento, Raúl Cárdenas Thomae, quien funge como Enlace para el tema migratorio con las autoridades estadounidenses, particularmente, de Laredo, Texas y Dorina Lozano Coronado, Síndico Primero.

El alcalde Rivas Cuellar expuso: «Efectivamente Nuevo Laredo es una de las ciudades que va a darle el trámite a muchísimos migrantes que ya no pasarán por Eagle Pass, que ya no pasarán por Roma, que ya no pasarán por otras fronteras y entonces va a ser como una ciudad concentradora y en donde Nuevo Laredo vamos a estar recibiendo. Tengo entendido, posiblemente, a partir de este viernes se pueda empezar a sentir el tema este del fenómeno migratorio“.

Hasta donde se sabe, dijeron, Tijuana, Ciudad Juárez y Nuevo Laredo serán las tres ciudades fronterizas mexicanas que serán receptores de miles de refugiados, en su mayoría de países centroamericanos y del Caribe, a quienes habrán de proporcionarse hospedaje, alimentación, servicios médicos y seguridad, entre otros, mientras que los Estados Unidos determina su situación migratoria final, es decir, su calidad de asilados.

Raúl Cárdenas Thomae, Secretario del Ayuntamiento precisó que ”se habla de que posteriormente Matamoros pudiera entrar como una cuarta ciudad y a Nuevo Laredo, un tipo embudo, le va a tocar ahorita la gente que van a estar regresando dese Acuña hasta Roma. Entonces es bastante complejo pensar que aparte de las tres mil personas que actualmente tenemos se puede incrementar en un gran número, estaban hablando de una posible llegada, incluso, ciento cincuenta, doscientas personas diarias a partir del 28 de junio“…

Ya en territorio mexicano, los refugiados deberán esperar, cuando menos dos meses, para saber la determinación estadounidense pero en caso de no obtener el Asilo podrán apelar la decisión hasta en dos veces, lo que significa que su estancia se prolongaría de entre seis meses a dos años.
El gobierno federal no ha anunciado ninguna partida económica para la atención de refugiados.

Ni el Presidente Andrés Manuel López Obrador ni el Canciller Marcelo Ebrard han precisado una cifra de ayuda económica a los municipios fronterizos receptores de los miles de refugiados.

El Fondo para Desastres o Contingencias de Nuevo Laredo está agotado con la atención actual de cerca de 3 mil migrantes africanos, cubanos, centroamericanos, de Colombia, Venezuela, República Dominica, entre otros países, lo que representa un gasto mensual de un millón de pesos.
La Síndico Primero Dorina Lozano Coronado puntualizó: ”seguramente nuestro gobernador también aportará, verdad, lo necesario y está al pendiente de qué está pasando tanto en esta frontera como hoy también se ha nombrado posiblemente Matamoros“.

Los refugios de las Casas de Migrante Nazareth y AMAR también están rebasadas en capacidad y recursos para la manutención de los aspirantes al Asilo.

Tan angustiante es la situación que las autoridades municipales contemplan solicitar a la Federación la aplicación del Plan DN-III o la Declaratoria de Desastre Migratorio para obtener fondos federales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.